Black Friday -20% Aplicado directamente en el Check Out

  • Entrar
Buscar

Perlas cultivadas Akoya japonesas

La perla clásica

La perla Akoya japonesa es la perla cultivada de agua salada de la ostra Akoya, la Pinctada Fucata Martensii. Las perlas Akoya fueron las primeras en empezar a cultivarse. La Akoya está considerada como la perla clásica con una forma redonda casi perfecta, un brillo muy intenso y colores neutros.

Collar doble de perlas Akoya
Collar doble de Perlas Akoya Japonesas

Las Perlas Akoya de Japón son la opción idea si estas buscando un collar de perlas clásico, una pulsera o unos pendientes. Son perlas muy elegantes que debido a su tamaño no demasiado grande se pueden usar tanto a diario como en cualquier evento.

 

Hasta finales de la década de los 90, las perlas Akoya fueron las perlas más populares del mundo. Con la mejora de calidad de las perlas de agua dulce y su precio más económico, estas fueron ganando terreno, pero aun así a día de hoy las Akoya son la opción ideal para todo aquel que busque perlas más exclusivas con un brillo único.

 

Un buen collar de perlas Akoya es a la joyería, lo que un buen bolso negro es a la ropa, un básico que se puede utilizar en infinidad de situaciones y que nunca pasa de moda. 

Descubre todos nuestros diseños con perlas Akoya aquí

¿Cómo de valiosas son las perlas Akoya?

A diferencia de los mejillones que crean las perlas de agua dulce, las ostras de perlas Akoya rara vez producen más de dos perlas por cosecha. A las ostras se les incluye un núcleo redondo de madre perla y un pequeño trozo de tejido del manto de una ostra donante. Este pequeño núcleo es la razón por la cual las perlas de Akoya son a menudo tan redondas. Esta forma, combinada con el alto brillo de las Akoya de alta calidad, y su relativa escasez en comparación con las perlas de agua dulce, dan a las perlas Akoya un mayor valor.

Comparadas con las australianas o las tahití, las Akoya son las más económicas de estas tres perlas de agua salada, debido al mayor tamaño y escasez de las primeras. No obstante, como comentamos en este otro artículo, el valor no solo depende del origen, también importa la calidad de las perlas en cuestión, por lo que esto es meramente orientativo.

Collares de Perlas Akoya Secret & You

En Secret & You, solo ofrecemos perlas Akoya de calidad muy alta, elegidas personalmente por nuestro experto en perlas. Debido a que las Akoya son per se, un producto más exclusivo, creemos que no tiene sentido ofrecer a nuestros clientes perlas Akoya de calidad más baja, cuando podrían adquirir en su lugar nuestras perlas de agua dulce, de buenísima calidad y precio y que superan en belleza a esas otras Akoya de calidad inferior.

Tamaños, formas y colores

Un dato interesante es que la Ostra Akoya “Pinctada Fucata Martensii” es la ostra más pequeña cultivada para producir perlas y por lo tanto, las perlas obtenidas, no son demasiado grandes.
El tamaño medio de una perla Akoya es de solo 7 mm, mientras que el tamaño medio de una australiana ronda los 12 mm. Los tamaños en los que puedes encontrar perlas Akoya van desde tan solo un milímetro, hasta algunas contadas excepciones de 10-11 mm.
Las perlas Akoya son en su mayoría redondas, aunque cada cosecha produce un porcentaje de perlas barrocas y keshi, que tiene el brillo intenso común en la Akoya, pero una forma y un aspecto irregular.
 Las perlas Akoya, a menos que sean tratadas con tintes, son de colores y tonos neutro. La mayoría de las perlas van desde el color blanco al gris, con tonos secundarios rosados, verdes o plateados. En ocasiones aparecen algunas de un gris plateado con matices azules o rosados, pero estos colores son extremadamente raros.
También se pueden encontrar perlas Akoya negras, gracias al tratamiento de radiación con cobalto-60 o con un tinte orgánico. Aunque si lo que buscas son perlas oscuras, te recomendamos las perlas Tahití, que son las únicas perlas oscuras por naturaleza.
Ostras de perla japonesa akoya

Pinctada Fucata Martensii, la ostra de las perlas Akoya desde 1 mes hasta los 3 años, con perlas Akoya

¿De dónde vienen las perlas Akoya?

Las perlas de Akoya se cultivan actualmente en Japón, China y, en menor medida, en Vietnam, Tailandia y Australia. La gran mayoría de las perlas Akoya del mundo se producen en Japón, que es el centro indiscutible productor de perlas Akoya y por eso son conocidas como perlas cultivadas de Japón. China fue una vez una verdadera potencia, pero el tifón Paboo destruyó gran parte de la industria china de Akoya en 2007.

Perla aponesa akoya en su concha

Un poco de historia de la Perla Akoya 

La historia de las perlas Akoya es, en definitiva, la historia de las perlas cultivadas, ya que fueron las primeras perlas que se consiguieron cultivar a principios del siglo XX.
Si existe un país y una persona a la que debemos la invención y promoción del cultivo de perlas, estos son Japón y Kokichi Mikimoto .
Antes de Mikimoto, en China, consiguieron cultivar las conocidas como perlas Mabe o medias perlas, en mejillones de agua dulce, por lo que lo primero que intentó Mikimoto, fue imitar ese proceso, pero con la Ostra Akoya de agua salada. Probó en 1890 con 1000 ostras y en 1891 con 5000, ambos experimentos fueron un fracaso. ¿El problema? Los núcleos que estaba utilizando. Por lo que en 1893 decidió utilizar solo núcleos de madre perla. La madre perla está compuesta de nacar, que es la misma sustancia por la que están compuestas las perlas. Esta vez el experimento fue un éxito y Mikimoto consiguió cultivar las primeras medias perlas Akoya o Mabe Akoya.
No obstante, Mikimoto no se quedo ahí, su objetivo era conseguir cultivar perlas redondas. Tras varios experimentos, en 1905 Mikimoto por fin tuvo éxito tras colocar el núcleo rodeado de un poco de tejido de otro molusco donante, dentro del cuerpo de la ostra en lugar de en el manto.

En 1908 le fue otorgada la patente por el primer y único método de cultivo de perlas redondas de la historia.

Hilos de perlas Japonesas akoya

Hilo de perlas Akoya con su característico brillo de espejo.

 

En 1916 Mikimoto ya estaba cultivando perlas Akoya de forma estandarizada abriendo varias granjas en diferentes lugares.

El éxito de las perlas de Mikimoto fue tan grande que se convirtieron en un símbolo de orgullo japones. No obstante, fuera de Japón el mundo vivía al margen de este descubrimiento y seguía centrado en el comercio de perlas naturales. A los grandes comerciantes de perlas naturales no les encanto el descubrimiento de Mikimoto e incluso lo llevaron a los tribunales, ya que, según ellos, se trataba de una imitación al ser fruto de la intervención humana. No obstante, la resistencia duró poco y en 1926 en el primer congreso internacional de joyería se reconoció y adopto el nombre de “perla cultivada”. Desde entonces todas las perlas producidas con intervención humana, son denominadas así.

En 1938 Mikimoto ya tenía tiendas en todo el mundo y contaba con más de 350 granjas que llegaron a producir casi 10 millones de perlas por cosecha. La popularidad de las perlas no paraba de crecer, pero un evento, sacudió la industria y el mundo entero, la Segunda Guerra Mundial.

Tras la Segunda Guerra Mundial gran parte de la industria de Mikimoto quedo devastada y la producción paso de casi 10 millones en el año 38 a apenas 400.000 en 1946. Sin embargo, las fuerzas americanas que ocuparon Japón empezaron a mostrar interés y pidieron que se volviesen a producir perlas, la condición fue que solo se las vendieran a la Oficina Central de Suministros americana. Muchos de los soldados americanos volvieron a Estados Unidos con collares de perlas Akoya y la popularidad de las perlas volvió a crecer.

Mikimoto murió en 1954 a los 96 años, según el mismo, su longevidad fue favorecida por tragarse una perla al día durante gran parte de su vejez.

Tras su muerte la industria siguió desarrollándose, llegando a tener en el año 1961, más de 4500 granjas en japón.

Desde el año 1961 hasta hoy la industria ha vivido muchos cambios y la popularidad de otros tipos de perlas, como las de agua dulce ha afectado, no obstante la perlas Akoya siguen siendo la perla redonda de tamaño medio, por excelencia.

 

 

 

Otros tipos de perlas cultivadas

Search